Sinopsis
Mi esposa es tan bella como una flor, ¡ni siquiera la emperatriz recién entronizada puede igualarla! ¡Mi mujer es tan buena cocinera que ni la cocina real de la emperatriz puede igualarla! Mi mujer me quiere y me cuida tanto que no la cambiaría por una emperatriz. ¿Qué? ¡Mi esposa es en realidad la emperatriz!
Seguidor