Sinopsis
Lujos, sexo, dinero... Estos elementos han sido usados para controlar a los seres vivos durante toda la humanidad. Sin embargo no llegan a dominar al individuo por completo, pues dependen de su voluntad. La única fuerza capaz de doblegar toda voluntad y controlar a cualquier individuo... Es el amor.
Seguidor