CAPÍTULO II



Capítulo ll


Al día siguiente el padre de Elisa se presentó hasta la casa de los Fords, para hablar sobre el caso con Tomás Fords, el padre de Maikel. Pero con lo que no contaba éste era que los rumores sobre el embarazo de su hija se habían extendido más rápido que el que aire, debido quizás por el médico del pueblo quién durante la consulta ya dio señas de ser una persona de dudosa confianza y ética profesional, dichos rumores habían llegado hasta los oídos de Tomás Fords, quien después conocer  toda la  verdad en primera persona de la boca de su propio hijo, y después de habérselo pensado reiteradas veces, al final optó por la opción más sencilla y favorable para su hijo,  Tomás sólo se preocupaba más que nada en el mundo por el futuro de su  hijo y ese futuro estaba en la danza, así pues, aunque Le doliera tomar una cuestionable decisión , ocultarle ésta verdad asu hijo era por su propio bien, y para que nada ni nadie interfiriese en ello se aseguró de empacar sus cosas llamar uno de sus carros y mandarle a Londres, donde estudiaría y se enfocaria en su futuro. Para cuando Patricio llegó a la mansión, ya era demasiado tarde, y Tomás se aseguró de dar estrictas órdenes a sus empleados para que no revelarán a nadie donde había mandado a Maikel. La reunión apenas tardó unos minutos,  Tomás se aseguró de convencer a patricio de que su hijo sólo necesita enfocarse en su futuro, omitiendo mencionar donde  había mandando al muchacho, y que por el bien de todos se olvidarán del asunto y que con gusto hiba hacerce cargo del monto económico que supondría el aborto asistido de la pequeña Elisa. Patricio era un hombre de pocas palabras con un fuerte sentido de la razón, éste aceptó sin oponerse para evitar conflictos y que el asunto llegará a más oídos por lo que entendió que ese era el único modo de fanjar dicho asunto.

Cuando regreso a casa Le explicó todo a Rogelia, mientras hablaban en el comedor evitando ser oídos por la niña, aún que de nada les servio ya que ella se encontraba escuchando la conversación mientras estaba sentado en las escaleras. 

La pequeña Elisa al oír todo lo que su padre Le contó a su madre esta no pudo soportar esa durísima charla y se salió de aquel lugar como alma que lleva el diablo, dolida y aterrada se metió a su cuarto donde tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para que sus padres no la escucharan llorar mientras se balanceaba de un lugar a otro. La noticia del repentino adiós de su Maikel la había causado más dolor del que ella había podido soportar. 

Los días siguientes a la partida de Maikel, los rumores entorno al embarazo de la hija del letrado se habían difundiendo rápidamente en el poblado, las malas lenguas no tardaron en desquitarse sobre la pequeña y su familia con comentarios de todo tipo. Los intentos del señor Thomas de aplacar los rumores entorno a los eventos parecían no dar sus frutos y cuanto más pasaban los días más se comentaba en el pueblo aquello. A pesar de su carácter fuerte, el señor Tomás era un hombre de férreos principios morales, y luego de reflexionar sobre todo lo acontecido y su papel en dichos eventos, concluyó que su postura había sido incorrecta, y su conciencia no lo dejaría tranquilo hasta no haber resuelto aquél embrollo que él mismo había contribuido a ensanchar. La manaña del domingo, después de misa, se presentó de visita hasta la casa de los padres de la joven, decidido a salvar la reputación de esa familia, la visita sorpresa se traslado hasta el centro de la casa donde para debatir en privado, 

Mientras Florencia la 0 intriga lo que tenía que decirles su visita.

---Admito que fui superado por los recientes eventos  acaecidos y que me precipite a la hora de actuar sin primero medir las trágicas consecuencias que supondrían para su ustedes y para su hija. Me consta  de que son ustedes una familia respetable, y su honor al contrario que el mío no merece ser cuestionada, por ello quisiera, ! sí me lo permitís ! , enmendar la injusticia aquí cometida. 


Aún que la visita había sido recibida con gratasorpresa, aún más lo fue las palabras del señor Thomas, quien   durante su discurso lucío un rostro compasivo y recomido 

por la culpa como si intentará expiar sus pecados, entonces, cualquier duda sobre si cabía la posibilidad de que tuviese otras intenciones quedó zanjado al instante, el matrimonio allí sentado lucío igual de compasivo con el hombre, decididos a escuchar lo que tenía que decir, al final de la charla los adultos decidieron aclarecer las dudas restantes sobre el asunto . 


----imagino que la niña dará a luz al bebé ¿cierto...Preguntó el señor Thomas.

----Sí, como entenderá nuestra hija todavía es demasiado joven, y un aborto asu edad supondría un gran riesgo para su vida, así que hemos pensado en enviarla a TRANSVANIA en un par de días, de pronto [..] vivirá allí con su tía y si todo marcha bien, ya ya veremos que hacemos.. Respondió Patricio. 


---¡ entiendo ! , dijo Thomas, había pensado en ofreceros algo con que podáis ir arrancado para que a la pequeña no la faltase de nada llegado el momento, así que en lugar de sólo eso he decidido que cuando nazca el bebé [...] me hare cargo de su manutención personalmente. Pero a cambio, necesito pediros un pequeño favor.. 


¿Qué clase de favor necesitaría un hombre en el estatus de Thomas de parte del matrimonio? ¿O acaso se trataba de alguna forma de intentar intimidarlos ? 


---Bien, de... de que se trata [....] digo Patricio 


------ necesito que me asegureis de que su hija no intentará  ponerse en contacto con mi hijo, para decirle lo del embarazo.




Puntos de vista 57
Compartir
Comentario
Emoji
😀 😁 😂 😄 😆 😉 😊 😋 😎 😍 😘 🙂 😐 😏 😣 😯 😪 😫 😌 😜 😒 😔 😖 😤 😭 😱 😳 😵 😠 🤔 🤐 😴 😔 🤑 🤗 👻 💩 🙈 🙉 🙊 💪 👈 👉 👆 👇 🖐 👌 👏 🙏 🤝 👂 👃 👀 👅 👄 💋 💘 💖 💗 💔 💤 💢
También te puede interesar