Cheer up 0.25

1

Dilan Castillo

Después de mi fracaso en la boda me fui un tiempo a Silvron, un pueblo donde todos los días del año está nevando.

Estaba caminando por cómo normalmente solía hacerlo pero, un perro comenzó a seguirme, me tropecé con algo y caí pegando en la frente, de la cual me empezó a salir sangre.

—Estas bien —me decía una persona—, ¿Cuál es tu nombre?

—D-D-Dil-la-an —finalmente dije antes de desmayarme.

No recuerdo quien me rescato, pero al abrir mis ojos me encontraba ya bien en mi recamara en aquel pueblo.

—¿Cómo llegué aquí? —les dije a mis abuelos.

—Un joven te trajo.

—¿Quién?

—Matthew Stone —respondió mi abuela.

¡Qué! Matthew Stone, no lo podía creer, si conozco a Matthew es porque es la persona que se ríe de ti si te caes no la que te ayuda. Pero a la vez me gusta porque Matthew era un poco atractivo, por sus ojos color azul, su piel blanca, su pelo rojo y sus fuertes músculos.

Salí de la casa y me fui a la casa de Matthew, que era normal que a esa hora estuviera en casa. Al estar en la casa toque un par de segundos y al fin salió mi salvador Matthew.

—Hola, solo venía a agradecerte por haberme rescatado el otro día —dije un poco nervioso.

—Pero lo único que importa es que te encuentres bien ¿no?

—Supongo.

—No quieres pasar a tomar un té —dijo un poco alegre.

—Claro —respondió cortésmente.

Pasé a el interior de la casa y no era lo que imaginaba, ya que no había ningún tipo de bebida alcohólica o rastros de semen en el piso.

—¿Qué ocurre? —cuestionó muy cerca de mí cara.

El me miró y yo lo mire, nuestras caras se empezaron a acercar poco a poco, hasta que sentí la calidez que emitían sus labios, él empezó a intensificar los besos hasta que en mis manos logre sentir a su miembro erecto, comenzó a sacar nuestras prendas entre besos y uno que otro jadeo que salía de mi boca, mi cuerpo con cada toque que el me hacía se estremecía. Finalmente nos encontramos desnudos los dos y el empezó a masturbarse, hasta que se corrió el agarra un poco de su semen y lo puso en mis nalgas, el metió unos dedos dentro de mi hasta que después inserto su pene, la sensación era increíble, me salían gemidos mientras me estremecía, después de mucho finalmente ocasionó un orgasmo.

—Lamento mucho, no me di cuenta hasta donde llegué —me decía muy rojo.

—No te preocupes.

El tomó mi mano y la beso, me beso otra vez en los labios.

—Creo que será mejor que me vaya, porque a mis abuelos se les hará raro que todavía no regrese —confesé vistiéndome.

Salí de la casa y fui directo a casa de mis abuelos.

—¿Dónde estabas? —cuestionó mi abuelo.

—Fui a agradecerle a Matthew por sálvame.

—Ten —dijo sosteniendo una carta—, te la envío tú prima.

Agarré la carta y me fui a mi recamara para leerla.

24 de Septiembre de 1824

Querido Dilan:

Se que tal vez no leas esto, pero quiero decirte que no me importa cual fue tu relación con Oliver.

Realizare una pequeña celebración, de mi hija Georgina y quiero que estés aquí con nosotros, si supieras lo mucho que me dolió saber que Oliver gustaba de ti y que yo no los dejé ser feliz, me atormenta demasiado eso.

Atte.

Devany.

¿Por qué quiere que regrese? O tal vez realmente Oliver fue quién escribió esto.

Salí de la casa, para recorrer una última vez los alrededores.

—Es cierto que te vas a ir —escuché decir detrás de mí.

—Si, ¿por qué?

—Quédate aquí conmigo, no te puedes ir así, porque yo ya soy parte de ti.

—A que te refieres.

—En el momento en que te hice el amor, deje restos míos dentro de ti, ahora lo más posible es que esperes un hijo mío.

¡Qué! Era posible que el me hiciera un hijo, pero cómo. Si estoy esperando un hijo de él será mejor salir de este lugar.

Pasaron algunas horas, pero al final no me quedé. Salí de aquel pueblo, pero en lo único que podía pensar era en:

«Espero un hijo»

«Porque Matthew, me lo hizo a mí»

«Un hombre realmente, puede tener un hijo»

Eso era en lo único que pensaba. Ahora no se si deba contraer matrimonio con «Matthew», tal vez sea mi familia quien me dé la orden de hacerlo, pero no deshonrar nuestro apellido. 

Puntos de vista 311
Compartir
Comentario
Emoji
😀 😁 😂 😄 😆 😉 😊 😋 😎 😍 😘 🙂 😐 😏 😣 😯 😪 😫 😌 😜 😒 😔 😖 😤 😭 😱 😳 😵 😠 🤔 🤐 😴 😔 🤑 🤗 👻 💩 🙈 🙉 🙊 💪 👈 👉 👆 👇 🖐 👌 👏 🙏 🤝 👂 👃 👀 👅 👄 💋 💘 💖 💗 💔 💤 💢
También te puede interesar