Book Review: Candy Candy (la novela)

Bien pues, finalmente, después de años y años de espera, Keiko Nagita (mejor conocida en el Candymundo como Kyoko Mizuki) ha decidido regalarnos el final de la historia del amado, querido, adorado y muy discutido Manga/Anime japonés de aquella chiquilla huérfana, llorona, con la cara llena de pecas y dos coletillas rubias. 


Sí, sí, lo sé, Candy Candy es visto por muchos como una historia para niños, pero déjenme decirles que están equivocados (al menos un poco). Sí, también sé que es una trama demasiado dulce para lo que generalmente leo/veo/escucho; y que es ligeramente empalagoza y super de niña y así, peeeero: ¡qué m'importa! Amo la historia y a sus personajes con toditito mi corazón (que termina derramando azúcar después de cada capítulo). 


Para aquellos que no estén bien familiarizados con el Candymundo, puede parecer extraño que un manga llevado a novela se vea como todo un suceso (y quizá no sea la gran cosa), pero para los Candyfans, es el momento culminante en el que sabremos el final-final-final de todo. Si se quedó con Albert o con Terry; o si se dio cuenta de que Annie le caía mal y solo por hacerla sufrir le bajó a Archie; si entendió que Neal no era malo, solo malentendido y necesitado de cariño, y siendo ella tan amorosa decidió estar con él; si Stair no estaba muerto (andaba de parranda) y cuando volvió a verlo su corazón brincó de alegría y comprendió que su vida estaba al lado suyo; si Anthony resurgió cual fénix de sus cenizas y les dijo a los demás "háganse a un lado que ahí les voy"; si..., si..., SI.


La novela, originalmente, se publicó en japón en 2010, pero..., yo..., este..., pues..., ¡no hablo japonés!, entonces no podía saber más de nada hasta que algún alma caritativa se diera a la tarea de traducir los textos; y por aquí y por allá, en algunos foros y en algunos grupos se han venido haciendo traducciones (que son super bienvenidas), pero que no son lo mismo que un libro impreso al cual aferrarte. 


Afortunadamente (¡aja-já!), una editorial italiana consiguió los derechos de traducción y publicación de la "Final Story" y la comenzó a comercializar a principios de este año; lo que hace que fanáticos como yo (flojos y emocionados), finalmente podamos tener la oportunidad de saber qué pasó con la vida de Candice Whithe Ardlay, y lo más importante de todo: ¿quién demonios es Anohito?


Así que: ¡a lo que te truje chencha!


Datos del libro. 


Nombre: Candy Candy (Vol. 1)

Autor: Keiko Nagita (Kyoko Misuki)

Editorial: Kappalab

No. de páginas: 259

Idioma: Italiano

Primera edición en italiano 2014

(Lo pueden encontrar en Amazon aquí)




El libro comienza con un prefacio hecho por la misma Misuku (me permitiré llamarla así porque así es como la he conocido por añísimos), en el que ella misma cuenta que Candy Candy es una historia que: 


Nace hace cuarenta años como un manga [...] que se publicó por alrededor de cuatro años [...] y que con los dibujos de Yumiko Igarashi, obtuvo tanto éxito que fue convertido en un anime que se difundió por todo el mundo.


De acuerdo a lo que la misma Misuki cuenta, la primera versión de la Novela se publicó en Japón en 1978 y se reimprimió en 2003, todo con base a los bocetos que ella guardaba. Dice también que decidió escribir la novela porque había aún muchas cosas por contar (¡no me diga!). Una de las cosas que más me llaman la atención es que la autora dice que el manga estaba destinado a un público de una edad específica (jóvenes), por lo que tenía que seguir muchas reglas, y que esta novela es su forma de desprender la historia del manga y llegar a un público más adulto.  


Y me encanta también su respuesta a la pregunta: ¿Por qué si usted es japonesa cuenta la historia de una chica extranjera?


(Porque) El enamoramiento, el amor y el sentimiento que nos une a otra persona son iguales en cualquier parte del mundo. 


¡Ah, el amor! Supongo que quienes leen esto están bastante familiarizados con la historia original así que no voy a poner spoiler-alerts porque no los considero necesarios (pero si no conoces la historia mejor no sigas leyendo)


El Volumen 1 de la Novela no nos dice prácticamente nada nuevo. Es la misma Candy (20 años después de la muerte de Anthony), que vive fuera de los Estados Unidos y nos cuenta sus recuerdos (su veldá)


Comienza diciendo que la Señorita Pony había estado enferma y que ella había estado demasiado preocupada por su salud y que: 


Nunca antes había odiado el hecho de encontrarse del otro lado del mar. 


Esa es la primera pista que se nos da. Luego dice que echa mucho de menos el Hogar de Pony, pero que ha tenido la fortuna de que "él" (ahí está el pinche Anohito) encontrara en un mercado de pulgas de Londres, una pintura a olio de 53x41 centímetros (que "él" ha colocado para que ella pueda verlo desde cualquier ángulo), que pintó uno de los niños del hogar llamado Slim. 


(Abro paréntesis). Afortunadamente los nombres de la traducción italiana, en su gran mayoría, son muy similares a los que teníamos nosotros en español, hasta el momento solo me han cambiado el de la Hermana María (que en italiano es Suor Lane), el apellido de los Leagan (aquí Lagan), el apellido de los Britter (Brighton), y diré que finalmente me aclaran que los Ardlay no son Andrew, ni Andrews, ni Andley, ni otros muchos. 


Nos dan también el nombre completo de la Señorita Pony: Paulina Giddings, quien le cuenta a Candy que le dicen Pony porque cuando era pequeña se parecía mucho a un cavallito chiquito y gordito que tenían sus vecinos (me la como). Y la hermana María se llama Lane Roach.  (Cierro paréntesis). 


Los recuerdos de Candy entonces van narrando la historia que ya sabemos. Que es una huérfana que fue abandonada frente a la puerta del Hogar de Pony en el mes de mayo, que Annie había llegado una semana antes y que crecieron como hermanas, rodeadas de otros muchos niños entre los que menciona a Tom, y dice que cuando tenían alrededor de seis años Annie fue adoptada por los Brighton.


A diferencia de lo que se ve en el anime, es precisamente en ese día cuando conoce al "Príncipe de la Colina". Después de haber convencido a Annie de que ser adoptada era una cosa buena y haberla acompañado al coche en el que la esperaban sus nuevos papás, sin haber derramado una sola lágrima le dice adiós a su hermana, y cuando deja de ver el coche se da permiso de llorar, pero lejos de todos para no preocupar a nadie. Sube a la Colina y se deja caer y llora su pérdida (a todo pulmón), entonces se da cuenta de que "su llanto suena como el aullido de un lobo hambriento" y comienza a reír y: 


-Justo como pensaba. Eres mucho más linda cuando ríes que cuando lloras.Al escuchar esa voz, dulce e inesperada, Candy levantó el rostro sorprendida. Al fondo del cielo, se delineaba la figura de un muchacho con una vestimenta extraña. La observaba desde lo alto riendo y llevaba en hombros un objeto extraño similar a un corazón que alguna vez había visto en una enciclopedia ilustrada. ¿Quién era ese muchacho que parecía haber bajado de improviso del cielo? - ¿Vienes del espacio?-, preguntó atónita.
El muchacho comenzó a reír y respondió: -Dices cosas muy divertidas, pequeña. Pero, aunque me veas vestido así, te garantizo que soy un ser humano. 


Y sí, así aparece y desaparece el príncipe de la colina. Llega y se va de improviso, pero no fue un sueño, porque después de irse Candy aún escuchaba su voz decir "Eres mucho más linda cuando ríes que cuando lloras", y entonces encuentra el amuleto del príncipe, y se lo queda con la esperanza de volver a ver pronto al muchacho y regresárselo, pero no lo ve nunca mas, y... 


La historia que continúa sigue siendo la misma. Candy se va con los Lagan para ser la compañera de juegos de Eliza. Obviamente Eliza y Neal le hacen la vida de cuadritos. Un día, después de que le rompen una carta enviada desde el Hogar, Candy se deja llorar por primera vez (eso sí, en el libro no es tan llorona) y ahí conoce a Anthony: 


Sentado sobre un portón de hierro arcado y rodeado de miles de rosas de color rosa estaba su príncipe de la colina, observándola. 


También aquí lo confunde inicialmente con el Príncipe, porque él le dice exactamente lo mismo "eres mucho más linda...", pero luego dice que "tanto la sonrisa como el cabello del muchacho eran de un color más apagado que los del príncipe"... pero también dice después que el cabello del príncipe era castaño y el de Anthony dorado =S


Me encantó particularmente su encuentro con los hermanos Cornwell. Archie (el Valiente Caballero de la Puerta de Piedra), dormido en una barca que desde el inicio es un galán: "es muy difícil ser del agrado de tantas mujeres". Y Stair (ah, mi adorado Stair), ingenioso y dulce (el Rey de las Invenciones de todo el Mundo), intentando llevarla de vuelta a la Casa Lagan en el auto que se construye él mismo y que termina hundido en el fondo del lago. 


La Tía Elroy es particularmente ruda y odiosa, pero entiendes claramente lo mucho que quería a sus tres sobrinos. 


Albert, por supuesto que la rescata de la cascada, y ella lo confunde con un pirata: 


-¡Ayuda, un pirata! -gritó de improviso agarrando fuertemente sus cobijas.
Un hombre de largos cabellos castaños (eh, castaños), la miraba detenidamente. La mitad inferior de su rostro estaba cubierta con una barba, y usaba lentes de sol [...]
- ¿Ha sido usted quien me ha salvado?
- Así es [...] pero es de verdad terrible que me trates de "usted". Tal vez no lo parezca, pero soy joven, ¿sabes?
El pirata se levantó los lentes, revelando unos ojos de un azul claro similar al color del lago por la mañana.
-Se ve mucho mejor sin los lentes, señor. ¡Así ya no parece un pirata!
- ¿Aún con esto de "señor"? No soy ni un señor ni un pirata -dice el hombre riendo divertido-. Me llamo Albert y esta es Poupe [...]
Aunque apenas lo había conocido, por algún motivo misterioso sentía que podía contarle todo.  


La relación de Candy y Anthony nunca llega a consolidarse. Ella le confiesa que él le gusta y él le murmura que también siente algo por ella. Él le regala las Dulce Candy (que son de color rosa) y ella lo quiere más. Él le confiesa que su mamá murió en otoño, se pone celoso porque Candy lo confunde al inicio con el Príncipe, luego le dice que le encantaría conocer el lugar en el que ella creció y después... se muere. 


La muerte da Anthony la manejan de una forma menos dura. Es trágica por supuesto, y triste, pero Candy dice que aún le duele recordar ese día así que prefiere hablar poco de él. (La escena de la gitana no existe, por ende, el capítulo donde se escapan a pasear por la ciudad tampoco)


Recordando hoy aquel terrible presentimiento, creo que tal vez mi corazón sabía ya lo que estaba por suceder [...] Una tragedia dolorosa, aun cuando sea solo un recuerdo... Un día que quisiera no haber vivido jamás, pero que no puedo olvidar de ninguna manera. Seguramente todos vivimos cargando en el corazón recuerdos como ese [...] Es de verdad cierto, que cuando las personas se van, reviven en nuestro corazón y se vuelven incluso más bellas de como eran antes [...] No había ruidos. No he escuchado siquiera mi voz gritar [...] Anthony Brown tenía solo quince años. Era un muchacho gentil que amaba las rosas. 


Después eso, Candy regresa al Hogar para sufrir su luto y la linda escena de Albert consolándola, no sucede. Es el recuerdo de Anthony el que la hace sentir mejor. 


Algo que me sorprendió y que no esperaba, porque... pues, no he leído todas las traducciones de los foros, fue el siguiente párrafo: 


Ahora la casa de los Ardlay en Lakewood pertenece a otra familia, y finalmente, los Lagan se han convertido en simplemente un lindo recuerdo. 


Sí, ya sé. Eso no quiere decir que los Ardlay hayan perdido sus propiedades. Que a final de cuentas, la casa de Lakewood la usaban solo como una casa de verano; y el párrafo de arriba tampoco dice que los Lagan dejaron de existir; pero cuando leí díjeme "¡ay wey!, ¿qué?, ¿cómo?, ¿dónde? y ¿por qué?". Recordamos que son 20 años después de la muerte de Anthony (yo si creo que está viviendo cerca del río Avon de Inglaterra) y que es después de la guerra, así que me sorprendió; sobre todo porque he leído fics en donde los Ardlay pasan muchas penurias por la crisis y los Lagan son alejados de la familia (confieso que le tengo cariño a Neal, sorry). Pero, pues eso lo tendrá que aclarar en el Vol. 2. 


Después de estar un tiempo en el Hogar (se me olvidó que cuando la mandan a México, George la salva y le comunica que el Sr. William A. Ardlay ha decidido escuchar las súplicas de sus sobrinos y la va a adoptar), Candy cree que ya no es hija de los Ardlay, pero un día, el buen y lacónico George llega en su lindo coche nuevo y le dice que el tío abuelo ha decidido que la señorita debe estudiar en Londres, así que se sube a un barco y mientras está el festejo de año nuevo y ella aún llora a Anthony:


Mas allá de un banco de niebla, le pareció distinguir la figura de una persona. Cuando logra verla con claridad logra también distinguir los hombros de un muchacho. Él estaba apoyado en el borde del barco (sorry se me olvidan los sinónimos de parapeto) [...] Aquel muchacho se parecía mucho a... la misma postura de alguien que está sumido en sus pensamientos, los cabellos suaves acariciados por el viento [...] La niebla se alzó un poco más y ella logró ver claramente el perfil del muchacho. Estaba llorando. "Me recuerda el perfil de Anthony cuando, en ocasiones, veía a lo lejos con aquella mirada triste". 


Y así empieza la aventura en el Real Colegio San Pablo, o como la llaman Stair y Archie: la cárcel de las arpías. Patty es una dulzura; Annie, a ella no la soporto, con eso de "nadie puede saber que fui adoptada"; Eliza es más odiosa aún... y Terry, pues he de decir que el señorito noble hijo de un Duque, Terrence G. Grandchester me cae bien, es un poco insoportable, pero me agrada; dolido, pesado, pero caballeroso y divertido, con el famosísimo "señorita tarzan con pecas", lo adoré. 


La escena del anime de Annie llorando porque se da cuenta que Archie está enamorado de Candy no pasa, entonces la confesión de Archie a Stair de "sí me gusta, pero aún no ha olvidado a Anthony" sucede de manera menos dramática, en la habitación de los muchachos, mientras están probando un invento de Stair y, (ah, Stair), al escuchar las palabras de su hermano, el Rey de los Inventos contesta: "sí, y es por eso que debemos guardarnos nuestros sentimientos y cuidarla y ayudarla para que esté bien". ¡Lo amé más!


Albert, también reaparece, ya sin barba, en Londrés, durante una noche en la que Candy sale a buscar medicinas para curar a Terry, pero sus apariciones son muy cortas, lindas e importantes, pero cortas, así que me guardaré mi amor por él hasta el siguiente volumen. 


Y el libro uno termina justo cuando Candy le dice a la Hermana Gray que es una "Vieja Necia", lo que le significa: celda de castigo y no participar en el festival de mayo. 


Así que, son pocas las cosas nuevas que tiene el Volumen 1 (vive del otro lado del charco, con "él", cerca del río Avon, 20 años después de la muerte de Anthony), y aún falta un buen trozo de la historia original. 


Kappalab fue muy inteligente al promocionar la novela, porque dijo: "Candy Candy, la historia final ya está disponible" y ponía la foto del libro, pero jamás dijo que iba a ser un formato de dos volúmenes, así que hasta que tuve en mis manos la impresión no me di cuenta que eran dos partes. Se supone que el Vol. 2 sale en mayo, así que nos quedan un par de meses para saber quién es Anohito. 


No sé que tantas personas lean este post, y tampoco sé cuantas conozcan mi amor por esta historia, pero deben estar seguros de que ha sido delicioso leer e imaginar escenas que ya había visto. Mientras leía, me venían a la mente las voces del doblaje argentino y sí, varias veces dije "ay, mi vido, me lo como". 


Una historia que me llevó a escribir está ahora en mis manos, dispuesta a recordarme lo maravillosamente mágico que es soñar, tener un poco de esperanza y verle el lado bueno a las cosas. 


No es el mejor libro del mundo, pero por el cariño que le tengo a Candy Candy y por hacerme suspirar más de una vez yo le doy cinco estrellitas... mejor, aun... le voy a dar cinco Poupes (porque Klin no existe en el libro). 





Puntos de vista 42
Compartir
Comentario
Emoji
😀 😁 😂 😄 😆 😉 😊 😋 😎 😍 😘 🙂 😐 😏 😣 😯 😪 😫 😌 😜 😒 😔 😖 😤 😭 😱 😳 😵 😠 🤔 🤐 😴 😔 🤑 🤗 👻 💩 🙈 🙉 🙊 💪 👈 👉 👆 👇 🖐 👌 👏 🙏 🤝 👂 👃 👀 👅 👄 💋 💘 💖 💗 💔 💤 💢
También te puede interesar