Aquel que lo perdió todo

El concepto de niveles existe en este mundo.


Todos los seres vivos comienzan sus vidas desde el nivel 1; es posible elevar los niveles al obtener valores de experiencia.


Los valores de experiencia se pueden obtener al derrotar a los monstruos que abundan en este mundo. Sin embargo, no todos son capaces de vencerlos porque son muy peligrosos.


Sólo las personas que tienen fuertes habilidades de ataque son capaces de derrotarlos.


A veces, las personas adquieren sus habilidades al momento de nacer, poderes especiales otorgados por Dios. Todos tenemos al menos una de estas habilidades, y vivimos usándolos. Pero, las personas que tienen más de una habilidad, generalmente se les conoce como, “los elegidos por Dios”.


Es fue lo que aprendí de mi difunto padre.


En cuanto a mí, la habilidad que recibí fue…una problemática habilidad que me hace sentir constantemente hambriento. En la aldea en la que crecí, me llamaban “bueno para nada” y muchas veces me amedrentaban.


Soy un hombre innecesario para este mundo—No tengo nada.


Gracias a esta habilidad inútil, después de que mi padre (quien era mi único pariente) muriera a causa de una enfermedad, me expulsaron del pueblo. Fui a Capital Real de Seyfar. En una ciudad tan grande como Seyfar, debería haber algo que pudiera hacer—esa era mi gran expectativa.


Sin embargo, no pude encontrar un trabajo decente y terminé en la guardia del castillo como jornalero.


Sin importar si estuviera lloviendo, haciendo viento o nevando; era un trabajo en el que no puedo moverme o alejarme de la puerta. Y por si fuera poco, el salario era muy bajo.


Normalmente, este no era un trabajo para un plebeyo como yo, sino el de un Caballero Santo que sirviera en el castillo.


Sin embargo, debido a lo que se llama las “3 Es” (Es grave), (Es sucio), (Es peligroso), los superiores empleaban al obrero ordinario como yo, como sustitutos.


[Oi, ¿has estado patrullando bien, en nuestro lugar?]


La voz provino de un joven Caballero Santo, quien cubría su cuerpo con una armadura deslumbrante. Él era mi empleador, uno de los tres hermanos de la familia Brenix, una de las cinco familias nobles de este reino.


El que hizo aquella pregunta con tono arrogante, era el hijo mayor, Rafal. El hombre que estaba a su lado derecho, era el segundo hijo, Hado. Y su hermana más joven, quien estaba a detrás de él, era Memir.


Eran tres hermanos con el mismo color de cabello azul claro. Y además, todos ellos son excelentes Caballeros Santos.


¿Qué son los Caballeros Santos? Son personas que sobresalen entre los demás guerreros por su gr afinidad con el Atributo Sagrado. Es un título honorífico otorgado a aquellos que han sido reconocidos por el Reino.


En este mundo, al subir de nivel las habilidades fuertes, se puede aumentar el estado. Por lo tanto, los Caballeros Santos, que tienen habilidades de Atributo Sagrado y que pueden elevar su nivel al luchar contra los monstruos, son personas de una dimensión diferente al compararlos con alguien como yo.


Si los hacía enojar, no tenía idea de lo que me podría suceder.


[Sí, Rafal Burnex-sama]


Me arrodillé e incliné la cabeza frente ellos. Aunque, la realidad es que estos tipos son irritantes.


[Toma, tu sueldo diario]


Rafal arrojó varias monedas de cobre a mis pies. Los otros dos hermanos sonrieron con desdén.


[Ahora, recógelo. Tu sueldo disminuirá si no lo recoges rápidamente]


Lo hubiera hecho incluso si no lo hubiera mencionado, aquel dinero era muy importante para mí. Recogí las monedas rápidamente. Y, cuando estaba a punto de recoger la última moneda, mi mano fue pisoteada por Rafal.


[Ups, lo siento. No sabía que había una mano en ese lugar. Estaba tan sucio que no me llamó la atención]


Él rio con fuerza al pisar mi mano. Obviamente lo había hecho a propósito.


[No lo olvides, estamos dispuestos a contratar otras basuras como tú. Podemos encontrar tu reemplazo en un instante. ¿Entiendes eso? ¿O acaso será difícil de comprender para una persona con poca inteligencia como tú?]


[Sí, pareces estar holgazaneando últimamente. Este trabajo originalmente pertenecía a los honorables caballeros del Reino. Y por lo general, un trabajo como este no necesita ser pagado, por lo que debes agradecer lo generosos que somos al darte ese dinero. ¿No te sientes inútil al recogerlo?]


[Es como han dicho mis hermanos mayores. Si cometes un error, nos causarás vario inconvenientes. Me sentiría un poco mal si debo ejecutarte ~]


Al parecer esta era una charla educativa por parte del grupo de Rafal. Intentaban recordarme con firmeza cuál era mi lugar. Me dijeron que era un ser de bajo nivel, que haría cualquier cosa para seguir vivo.


Si no asentía obedientemente, no me dejarían recoger la última pieza. Si llegaba a resistirme, me despedirán de mi trabajo como guardia. Además, era probable que llegaran a considerar algún tipo de rebelión podían incluso matarme.


Maldición. Han pasado cinco años, y sin embargo su actitud de mirarme como un esclavo no ha cambiado. Si, renunciaba a este puesto de guardia, estoy seguro de que Rafal se enojaría y me acusaría con cargos falsos.


La irritación que creció y se acumuló durante estos cinco años revolvió en mi interior. La rabia que se generó al tener que obedecerlos, y el resentimiento hacia mi propia debilidad que no me permitía responderles. Y es en estas situaciones cuando mi habilidad despierta y hace que mi estómago se retuerza de hambre.


Al escuchar a mi estómago Rafal piensa que no he comido bien; y comienza a regañarme con una expresión severa.


[Qué tipo tan patético. Parece que no estás haciendo bien tu tarea como guardia. ¡Te estamos dando de nuestra propia comida! ¡No avergüences a la familia Burix!].


Rafal me dio una patada en mi estómago. A pesar de que no lo había hecho con toda su fuerza, el estado entre un Caballero Santo y un plebeyo como yo, era como comparar al cielo y a la tierra.


El impacto de la patada hizo que sintiera como si mis órganos internos saltaran por mi boca. Mientras vomitaba repetidamente, no pude respirar y mi visón se hizo borrosa.


[Mírate, Pareces un gusano. Eres apestoso y sucio.]


Aunque mi conciencia era débil, escuché la voz de una joven, que probablemente se trataba de  Memir.


[Oi, levántate. Si no estás en tu puesto como guardián, seremos criticados por los otros Caballeros Santos]


Rafal me pisoteaba la cara mientras todavía estaba tirado en el suelo.


[¡Levántate, rápido!]


No había forma de que pudiera levantarme. Mientras él no moviera su pierna a un lado, no podía ponerme de pie debido a las diferencias en nuestras fuerzas.


Por supuesto, Rafal lo sabía. Parecía disfrutar viendo como luchaba bajo su pie. Cuando puso más poder en su pie, un dolor agudo corrió en mi cabeza.


En ese momento, cuando pensaba que iba a morir, fui salvado por una voz portentosa.


[Rafal, detente. Morirá si continuas. Él es una de las personas que debemos defender, así que no debes continuar con eso, no es una acción digna de un Caballero Santo]


[Tsk… Así que hoy es el turno de Roxis Heart, ¿eh?]


La persona que me salvó fue Roxis Heart, un Caballero Santo que tenía una extraña ideología entre sus pares; aplastar al fuerte y salvar al débil. El cabello dorado de Roxis Heart se agitaba en el viento, un complemento perfecto para su naturaleza valiente.


La familia Heart también es una de las cinco Familias Nobles en este reino. Es una buena Familia que honra a la Justicia. Por lo tanto, son adorados por las personas… y por supuesto, yo también soy su fan.


Después de ser reprendidos por Roxis, el grupo de Rafal huyó mientras la maldecía. En ese momento, Rafal miró a Roxis y rio sin miedo.


Conozco esa cara. Rafal es tenaz después de todo. Él pensaba que Roxis lo había deshonrado, así que lo más probable es que esté pensando en vengarse de ella.


Ella ignoró esto y se dio un paso al frente, tomó mi mano y me levantó. Ella limpió la sangre que fluía de mi frente con un pañuelo.


[¿Estás bien?]


[Sí, es como de costumbre. Muchas gracias por su ayuda, Roxis-sama]


[Está bien, somos compañeros de la guardia, así que es natural. Entonces, cambiemos de turno]


Me incliné profundamente y pasé la lanza bordada con la bandera del emblema de la Familia Real a Roxis.


Esta lanza es nuestro emblema como guardianes. Ella es diferente de los otros Caballeros Santos porque hace el trabajo de guardián ella misma. La mirada de Roxis me preocupó cuando le solté la mano.


[Si intentan hacerte algo así de nuevo, házmelo sabe-]


[No, no quiero causarle problemas a Roxis-sama. Ya estoy bien, así que me iré ahora]


Roxis parece querer decir algo, pero me apresuré a huir de ese lugar. Más que eso, podría causarle problemas con la familia Burix. Basado en sus personalidades, no sé qué tipo de trucos sucios podrían usar.


Si ella actuaría así solo conmigo, no sentiría más desesperación. Pero quiero que Roxis siga caminando sin dudarlo. Definitivamente traerá felicidad a la gente del reino.


Para distraerme, decidí ir a mi bar de bebidas habitual. La luna se había elevado en lo alto del cielo cuando entré al establecimiento. Durante la medianoche, como ahora, había comerciantes, prostitutas, viajeros, y demás, sentados en los bancos. Sus rostros estaban enrojecidos por el alcohol.


Cuando me senté en el mostrador, que era como mi asiento reservado, incluso sin que dijera nada, me sirvieron una copa de vino tinto. Es el vino más barato en esta tienda. No es delicioso y el sabor es muy agrio ya que sólo sirve para que uno se emborrache.


[Maestro, pan y sopa]


[De acuerdo]


Era pan duro y quemado que fue horneado hace mucho tiempo. La sopa no tenía sabor porque eran los vegetales hervidos de los otros platos. Esa era mi cena. No había comido carne durante 5 años. La última pieza de carne que había comido fue un pequeño trozo de carne seca. Bueno, ya había olvidado el sabor de todos modos.


Como siempre tenía hambre a causa mi habilidad, pero no tenía suficiente dinero para satisfacerla, tenía que comer la comida que tenía frente a mí muy lentamente. Y así poder distraerme de mi constante apetito aunque fuera por un momento.


Mientras comía y bebía el vino poco a poco, el dueño del bar me habló.


[¿Cómo te va con el trabajo de guardián?]


[Es severo]


[Ya veo… Espero que no termines como tu predecesor]


No le di una respuesta. El predecesor que había sido empleado por la familia Burix; escuché que murió por exceso de trabajo.


Al sufrir de acoso obsesivo y horas de trabajo severas, el estado del predecesor era igual que el mío. Poco a poco se volvió más delgado, de repente cayó y murió.


Después de eso, el dueño del bar presenció cómo el jefe de la familia Burix pisaba el cuerpo de mi predecesor, que murió durante la guardia y, como tal, dejó de ser útil para su casa. Él dice que incluso ahora la escena todavía está plasmada claramente en sus ojos, y quizá nunca podrá olvidarlo.

Puntos de vista 143
Compartir
Comentario
Emoji
😀 😁 😂 😄 😆 😉 😊 😋 😎 😍 😘 🙂 😐 😏 😣 😯 😪 😫 😌 😜 😒 😔 😖 😤 😭 😱 😳 😵 😠 🤔 🤐 😴 😔 🤑 🤗 👻 💩 🙈 🙉 🙊 💪 👈 👉 👆 👇 🖐 👌 👏 🙏 🤝 👂 👃 👀 👅 👄 💋 💘 💖 💗 💔 💤 💢
También te puede interesar